jueves, 26 de julio de 2012

EL GOBIERNO VASCO CAMUFLA LAS OBRAS DEL METRO POR EL CENTRO DE DONOSTIA

   Los servicios de apoyo y dirección de las obras de construcción del metro de Donostialdea deberían ser coherentes y estar sujetos a los diferentes estudios informativos correspondientes a cada uno de los tramos proyectados. Sin embargo, el Gobierno vasco una vez más trata de ocultar información.


    Resulta que dichos servicios de apoyo y dirección están a punto de ser contratados para dos tramos que se estudiaron por separado: el tramo Herrera-Altza y el que afecta al oeste de Donostia, Lugaritz-La Concha.


   En lo que corcierne al trazado de este segundo tramo discurrirá soterradamente a lo largo de 2,6 kms. El origen del tramo se sitúa a unos 100 m de la estación actual de Lugaritz en la vertical
del edificio conocido como el Geriátrico. Al tratarse de un entronque con el túnel existente entre Lugaritz y la estación de Amara con vías en circulación, la solución adoptada constituye uno de los puntos más singulares. La conexión se realiza mediante
la geometría conocida como “telescopio” que consiste en ampliar la anchura del túnel existente en tramos discretos hasta conseguir una anchura total en la que encajen los dos tubos o túneles independientes. 

  La rasante discurre subterránea y a una profundidad tal que se evita atravesar los materiales del subsuelo de baja calidad. Está prevista su ejecución por medio de un túnel en mina y dispone de dos nuevas estaciones en caverna: la estación de Bentaberri y la
estación de Matía-Antiguo.





  La estación de Bentaberri se sitúa entre los PP.KK. 1+048 y 1+128 y constituye la primera de las dos estaciones del tramo.
La estación de Bentaberri se localiza en el encuentro de la Calle de Zarautz con la Calle de Resurrección María de Azkue. Dispone de dos cañones de acceso.

  La boca correspondiente al cañón norte, queda emplazada en la calle Eugenio Imaz, y la boca correspondiente al cañón sur se localiza en las proximidades del cruce de las calles Bertsolari Xalbador y José Goikoa.   

  En las proximidades de la boca sur, en la confluencia de la Calle de José Goikoa con la ladera por la que discurre la Calle del Aizkorri, se sitúa un nuevo ascensor que facilita la accesibilidad al asentamiento residencial que con cierta intensidad se desarrolla sobre la citada ladera. 
  La estación de Matía-Antiguo se sitúa entre los PP.KK. 1+699 y 1+779 y constituye la segunda de las estaciones del tramo. El centro de la estación de Matía-Antiguo se sitúa entre la calle Aizkorri y la calle Matía y dispone de tres cañones de acceso. El primero de ellos se sitúa en la calle Bentaberri, el
segundo en la calle Matía a la altura de la plaza Gascuña y el tercero en el entorno del  Paseo de Heriz (frente a la casa de Cultura). También dispone de
un cuarto acceso mediante ascensor, ubicado en la calle Matía junto
a la plaza Txalupagillene.




  Para la ejecución de las obras del túnel de línea y de las cavernas de las estaciones está prevista la construcción de dos rampas de acceso al túnel:
  La primera
de las rampas se ubica en la calle Zarautz, próxima a la caverna de la estación de Bentaberri. Una vez concluida la obra esta rampa se empleará como ventilación de emergencia de dicha estación. 
  La segunda rampa de ataque se localiza en el final del tramo, entre el Paseo de La Concha y Miraconcha.
Este segundo acceso a la obra constituirá la futura ventilación y salida de emergencia del túnel de línea de la inter estación entre Bentaberri y la futura estación de La Concha objeto de otro proyecto. 



  También está previsto la construcción en superficie de una subestación eléctrica. Su ubicación estará en Zapatari, detrás de las viviendas que se encuentran junto a ladera de la calle de Zarautz.


  El coste de este servicio de apoyo y dirección de obras para los dos tramos  mencionados al principio de este artículo se aproximará a los 2,5 millones de euros.

1 comentario: